Saltar al contenido

Receta de Masa Quebrada (Pasta Brisa)

masa-quebrada

Existen un sinfín de masas para elaborar todo tipo de platos. Masas para los distintos panes, para pizza y calzone, de hojaldre, etc. Para la preparación de las tartaletas saladas o dulces existe una masa especial. La Masa Quebrada o Pasta Brisa es ideal para estos platillos porque no se amasan mucha y se evita que salga el gluten responsable de la elasticidad de las masas. De allí su textura quebradiza. Receta Venezolana te muestra pasos sencillos para hacer tu propia Masa Quebrada

Preparación: 40 minutos
Cocción: 10 minutos
Cantidad: 200 Gr
Dificultad: Medio

También te sugerimos ver
la receta de masa filo

Ingredientes para la receta de Masa Quebrada (Pasta Brisa):

  • 150 g de harina de trigo.
  • 60 g de mantequilla, bien fría.
  • 1 huevo 
  • ½ cucharadita de sal 

Si la Masa es Dulce

  • ¼ de cucharadita de sal
  • 30 g de azúcar glas.

Preparación de la receta de Masa Quebrada (Pasta Brisa):

  1. Poner en un recipiente la harina tamizándola, para que caiga sin grumos ni apelmazamientos.
  2. Sacar la mantequilla de la nevera, cortar en trocitos y añadir al recipiente junto con la harina.
  3. Mezclar con las manos hasta que se formen grumos y la harina se haya integrado con la mantequilla. No presione en exceso ni amase con fuerza, debe quedar como una especie de migas
  4. Añadir el resto de los ingredientes: huevo y la sal. Si la masa es dulce, agregar el azúcar glas. 
  5. Seguir mezclando con las manos, intentando que todos los ingredientes queden integrados y se vaya formando una masa. 
  6. Dejar de trabajar la mezcla cuando se haya formado una bola más o menos consistente.
  7. Envolver la bola de masa en papel film y meter en la nevera por 30 minutos, aunque lo ideal es una hora entera.
  8. Sacar la masa de la nevera y quitarle el papel film.
  9. Echar un poco de harina sobre la superficie en la que se va a estirar la masa.
  10. Poner la masa encima y presionarla un poco con las manos para que se estire un poco.
  11. Darle forma utilizando un rodillo (ya sea redonda o rectangular según el molde que vayas a utilizar). 
  12. Poner un poco más de harina sobre el mesón de trabajo, si la harina se comienza a pegar.
  13. Preparar el molde untándolo con un poco de mantequilla o forrándolo con papel de horno.
  14. Colocar la masa estirada encima del molde, e ir ajustando con cuidado por las paredes laterales y/o esquinas, y extremos.
  15. Quitar el excedente cortándolo o doblándolo hacia las paredes internas del molde. 
  16. Pinchar la masa con un tenedor para crear agujeros y evitar que durante el horneado se hinche. 
  17. Precalentar el horno por 10 minutos a 180 °C o 350 °F.
  18.  Meter el molde con la mezcla en el horno y cocinar por 10 minutos, si se va a rellenar y volver a hornear. Si no, hornear por 5 minutos más o hasta que comience a tomar un color dorado.
  19. Sacar del horno y ya está lista para usar en el plato que desee preparar.

Curiosidades:

  1. Para que la masa quede perfecta es mejor usar harina floja o la especial para repostería.
  2. Si es vegano y no desea utilizar huevo en la preparación, puede sustituirlo por 50 ml de agua fría y queda igualmente muy bien.
  3. Si el relleno es muy dulce puede preparar la masa sin azúcar y queda bastante neutra de sabor.
  4. La idea de no amasar mucho es para evitar que glúten aparezca y la masa no sea tan elástica, así se consigue su característica textura crujiente.
  5. Si desea una superficie bien lisa y tensa en el fondo del molde, antes de hornear la masa colocar por encima papel de horno y ponerle granos (caraotas o garbanzos); también puede colocar un recipiente pesado.

Coméntanos que te pareció esta Receta:

¡Valora esta receta!

(3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…