fbpx Saltar al contenido

Receta de Tomate Deshidratado

tomates-secos

En la cocina italiana los tomates son indispensables para hacer esas suculentas salsas, pero también se pueden preparar excelentes platillos y botanas con tomates secos o deshidratados, ya sean salteados con tocinetas, ajo y perejil, en pan tostado con queso o como base para guisos y salsas, los tomates deshidratados son una opción fácil de hacer y conservar para preparar platos diferentes. Sigue nuestra receta y lúcete.

Preparación: 1 hora 35 minutos
Cocción: 6 horas
Cantidad: 200 Gr
Dificultad: Bajo

También te sugerimos ver
la receta de bollitos de maíz tierno

Ingredientes para la receta de Tomate Deshidratado:

  • 3 kg de tomates recién madurados de tamaño mediano
  • 1 cucharada de Sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de orégano

¿Disfrutas de esta Receta?
Recibe en tu correo nuestras DELICIOSAS ediciones especiales 😋


Preparación de la receta de Tomate Deshidratado:

  1. Lavar y cortar los tomates por la mitad; espolvorear a cada mitad de tomate suficiente cantidad de sal para ayudar a deshidratar más rápido
  2. Forrar una bandeja para hornear con papel aluminio, agregar un poco de aceite sobre el papel aluminio, esto evita se peguen al papel.
  3. Precalentar el horno a 90°C o 190°F.
  4. Colocar los tomates “boca arriba” sobre la bandeja forrada y dejar una separación de 1 cm entre cada mitad de tomate.
  5. Hornear durante 5 o 6 horas aproximadamente, para que pierdan el máximo de agua posible, el punto ideal de deshidratación aporta una la textura óptima a los tomates secos.
  6. Retirar del horno y dejar reposar en la encimera por una media hora; introducir los tomates secos en un frasco de vidrio esterilizado y con tapa hermética.
  7. Agregar el aceite y el orégano, dejarlos a temperatura ambiente por una hora más y después conservar en la nevera.

Curiosidades:

  1. Pueden ser el perfecto acompañante para una pasta, una ensalada o simplemente con queso  galletas y aceite de oliva
  2. Pueden ser deshidratarlos al sol, cortándolos por la mitad. Espolvoreándoles sal y pimienta, cubriéndolos con una malla para evitar los insectos y la suciedad del ambiente. En la noche retirar y guardar en el horno para que no se humedezcan y volverlos a sacar al sol. Esto se repite por una semana.
  3. Por cada 18 kg de tomates frescos, se obtiene 1 kg de tomates secos

¡Valora esta receta!

(5 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...